08
Nov
2012

¿Quién es mejor?

Dialogando con varios hombres que tuvieron que ver con el fútbol y con la historia de este deporte en la Argentina, conseguí que mi cabeza se abriera y entendiera algo que, si bien no se si es la respuesta perfecta, se acerca a la realidad. O lo que para mí puede definirse como realidad.

Mientras trabajamos en Buenos Aires para lo que fue el programa “Los caminos de una pasión”, crucé palabras fuera de cámara con varios de los entrevistados. Un material riquísimo, se los aseguro. Esos lujos que nos regala la profesión de periodista. Hablamos de la “famosa” comparación sobre si Messi es mejor que Maradona o si Diego fue más que Lionel.

Me topé con Miguel Ángel Brindisi y fue él quien me respondió, por primera vez, de forma distinta. Brindisi me retrucó con la siguiente frase: “Cuando hay dos tipos que juegan como hizo Maradona o lo está haciendo Messi, no hay que preguntarse quien es mejor, hay que preguntarse quién nos gusta más”. Me dejó en offside por mil metros. Y gracias a esa definición me permitió comprender, desde cierto sector, que él estaba en lo cierto; que la pregunta pasa por los gustos y no por quién es más jugador que otro.
Entonces le dije: “A mí me llenó más Diego”. Que él haya coincidido conmigo no le resta importancia a que Leo esté por el camino correcto, a que Leo sea el mejor del mundo hoy, a que Leo pueda llegar a superar cualquier escollo.

Lo que ocurrió en Argentina es incomprensible. Algo extraño por dónde se intente analizarlo. Que en el término de veinte años uno pueda jactarse de pertenecer a un país (futbolísticamente hablando) en el que surgieron dos de los más espectaculares jugadores de la historia, roza la imposibilidad de explicación.

Al mundo le encanta emparentarlos y exprimir una asimilación que es tediosa y que jamás llegará a establecerse en un punto cierto o exacto.
Cuánta razón tenían los mayores cuando veían en acción a decenas de hombres que pintaban para llegar a ser cracks, que lograron imponerse como tales pero que siempre tuvieron, en el pasado, alguien que fue mejor. ¿O no les sucedió a ustedes que hablando con padres o abuelos se encontraron con que los ídolos de aquellos eran superiores a los nuestros?

Abrazo para todos.

Sígueme en Twitter: @diegopessolano

General