23
Jan
2012

Karma Real...

No hace mucho tiempo atrás, Jose Mourinho aseguraba que "si su Real Madrid jugara en otra Liga la ganaba fácil”. Sin nombrar al Barcelona, era un reconocimiento al equipo rival que ha evitado hasta el momento, que ello ocurriera desde que el luso se hizo cargo del equipo Blanco.
Pero además, Mou reconocía algo muy importante sin decir que su rival era altamente superior: “tiene mucho mérito lo que están haciendo mis jugadores, pues se está compitiendo con ellos, se les ha ganado un título y ahora estamos arriba en la Liga y sin duda que si tuvieramos un adversario menos bueno tendriamos un trabajo mucho más fácil”. No importa de que lado de la vereda esté el aficionado, se vista de Blanco o de Blaugrana, sabe que el portugués ha dicho una verdad irrefutable.
Dentro de la personalidad del entrenador del Madrid, se aprecian varios aspectos a favor y otros no tanto, pero nadie puede negar que Mou es un ganador, sus logros asi lo confirman, y que hoy el Barcelona de Pep Guardiola, le és una piedra en el zapato que no lo deja caminar como sabe y quisiera. La Bestia Negra desde que Pep se hizo cargo de los culé.
Por eso, se entiende cuando dice que: “ser líderes de la Liga no es un fracaso, llegar a semifinales de Champions después de varios años de no hacerlo y ganar la Copa del Rey, no puede ser catalogado de fracaso”. Y la verdad sigue con él. Viendo la realidad, es imposible tratar a Mou de mentiroso.
Pero Mou es Mou y si bien, supo felicitar al equipo Blaugrana Campeón Mundial de Clubes, no le ha faltado, como era de esperar, su cuota desafiante: "es mucho más importante ganar la Champions que esos dos partidillos”. De todos modos, aunque se mantuvo por un rato en el plano político, con cara de pocos amigos dijo: “les doy la enhorabuena". Chau, a otra cosa.
Hoy la Copa no es prioridad para el Madrid, es cierto. Pero no por eso la va a regalar. La prioridad es la Liga y si no gana el campeonato mayor de España y/o la Champions, ahí sí será fracaso. Un gran fracaso.
Hoy no le alcanza al Real Madrid con ser el líder absoluto de la Liga a 5 puntos del Blaugrana y a pesar de haber perdido el primer Clásico en el Santiago Bernabeu.
No tengo dudas que el gran objetivo del Real Madrid tendrá que ser y será vencer su propio Karma. Ese que lo traba, frustra, irrita, exaspera y desespera cuando se enfrenta a los de Pep. Recién cuando supere esa cuesta arriba, por ahora interminable, llamada Barcelona, cuando pase al frente en el mano a mano, el Madrid y Mou podrá dares por satisfecho. Antes no.
Si ese momento llega, no solo habrá logrado el éxito, disfrutará realmente lo que su historia le exige y sus vitrinas esperan, sino que José Mourinho habrá logrado lo que fue a buscar al futbol español. Destronar al Barcelona de Pep Guardiola. Para eso lo llevaron al Santiago Bernabeu.
No hace mucho tiempo atrás, Jose Mourinho aseguraba que "si su Real Madrid jugara en otra Liga la ganaba fácil”. Sin nombrar al Barcelona, era un reconocimiento al equipo rival que ha evitado hasta el momento, que ello ocurriera desde que el luso se hizo cargo del equipo Blanco.
Pero además, Mou reconocía algo muy importante sin decir que su rival era altamente superior: “tiene mucho mérito lo que están haciendo mis jugadores, pues se está compitiendo con ellos, se les ha ganado un título y ahora estamos arriba en la Liga y sin duda que si tuvieramos un adversario menos bueno tendriamos un trabajo mucho más fácil”. No importa de que lado de la vereda esté el aficionado, se vista de Blanco o de Blaugrana, sabe que el portugués ha dicho una verdad irrefutable.
Dentro de la personalidad del entrenador del Madrid, se aprecian varios aspectos a favor y otros no tanto, pero nadie puede negar que Mou es un ganador, sus logros asi lo confirman, y que hoy el Barcelona de Pep Guardiola, le és una piedra en el zapato que no lo deja caminar como sabe y quisiera. La Bestia Negra desde que Pep se hizo cargo de los culé.
Por eso, se entiende cuando dice que: “ser líderes de la Liga no es un fracaso, llegar a semifinales de Champions después de varios años de no hacerlo y ganar la Copa del Rey, no puede ser catalogado de fracaso”. Y la verdad sigue con él. Viendo la realidad, es imposible tratar a Mou de mentiroso.
Pero Mou es Mou y si bien, supo felicitar al equipo Blaugrana Campeón Mundial de Clubes, no le ha faltado, como era de esperar, su cuota desafiante: "es mucho más importante ganar la Champions que esos dos partidillos”. De todos modos, aunque se mantuvo por un rato en el plano político, con cara de pocos amigos dijo: “les doy la enhorabuena". Chau, a otra cosa.
Hoy la Copa no es prioridad para el Madrid, es cierto. Pero no por eso la va a regalar. La prioridad es la Liga y si no gana el campeonato mayor de España y/o la Champions, ahí sí será fracaso. Un gran fracaso.
Hoy no le alcanza al Real Madrid con ser el líder absoluto de la Liga a 5 puntos del Blaugrana, haber perdido el primer Clásico en el Santiago Bernabeu es un puñal que lo hace sangrar y perder la calma.
No tengo dudas que el gran objetivo del Real Madrid tendrá que ser y será vencer su propio Karma. Ese que lo traba, frustra, irrita, exaspera y desespera cuando se enfrenta a los de Pep. Recién cuando supere esa cuesta arriba, por ahora interminable, llamada Barcelona, cuando pase al frente en el mano a mano, el Madrid y Mou podrá darse por satisfecho. Antes no.
Si ese momento llega, no solo habrá logrado el éxito, disfrutará realmente lo que su historia le exige y sus vitrinas esperan, sino que José Mourinho habrá logrado lo que fue a buscar al futbol español. Destronar al Barcelona de Pep Guardiola. Para eso lo llevaron al Santiago Bernabeu y aunque cada dia parezca más cercano, no es un objetivo pequeno. Mientras tanto manda el Barcelona.
¡Hasta la próxima!
Omar Fuentes
www.twitter.com/golfuentes