15
Nov
2012

Los buenos no tienen banderas y este rompe el molde…

…Rompe el molde aunque no sea de los nuestros. No importa donde nació, ni que pasaporte utiliza, ni que religión profesa, ni que camiseta defiende, ni si es gay o straight o si es democrático o comunista. Hablo de fútbol y para mí Zlatan Ibrahimovic es un crack sin ningún tipo de reparos.

El sueco es de esos futbolistas que están a un nivel superlativo, aunque el destino quiera que nunca llegue a ganar una Copa del Mundo. Dicen que en Brasil levantas una baldosa y sale un futbolista talentoso, creo que no le andan lejos a pesar de la exageración, pero digo, si la semilla del talento es desparramada por el viento y a este lo llevó a nacer en Suecia, me da igual. Yo disfruto de su arte.

Y con esto asevero una vez más que soy hincha de los que entienden que el fútbol es algo más que correr detrás de una pelota. Hoy cuando desde muchas tribunas, se pide huevo, huevo y más huevo para ganar partidos y campeonatos sin importar la parte estética de este hermoso juego, me deleito con tipos como Zlatan. Tanto o más, como alguna vez lo hice con su compatriota y hoy ya retirado, Henrik Larsson, otro que sutilmente hacía del juego su profesión y de su profesión un arte.

He conocido todo tipo y prototipo de jugadores en mis años de observador, he visto muchos buenos, muy buenos, malos y muy malos. Rústicos, mañosos y tramposos porque hubo, hay y habrá representantes de todos los rubros, pero realmente ver jugar a Zlatan me complace y me alegra que haya jugadores de su categoría. No voy a ponerlo a la altura de los más grandes de todos los tiempos, pero no tengo dudas que el fútbol de hoy necesita más tipos que quieran jugar como el sueco, aunque se pierda de tanto en tanto. Lo cual lo hace más

Futbolistas que demuestren que la tenacidad, la tozudez y el huevo, huevo no pueden matar al talento. Y Zlatan Ibrahimovic se dio el gusto de regalarnos parte de su talento y goles, sin duda lo mejor de una Jornada Fifa en la que las estrellas más galardonadas no reflejaron sus pergaminos como se esperaba de ellos. Ni Messi en Riyadh ante Arabia Saudita, ni Neymar ante Colombia (aunque hizo un golazo) o Falcao frente a Brasil, CR7 no entra porque no jugó ante Gabon. El brillo lo puso el sueco.

Es grato además, tener familiares agradecidos como mi sobrino Ángel Naselli y su hijo Fernando (a quien le transfirió el virus futbolero de su natal Pablo Podestá). Ambos, junto a otro "pisador" de alma como Eduardo Duarte, fanáticos de GOLTV (al menos es lo que me dicen) claro, y que por eso de la “Familia Unita” no se pierden nuestras transmisiones desde el sofá y la poltrona allá en White Plains, New York, agradeciendo el consejo de que siempre vale la pena ver jugar al sueco del PSG.

Sabido es que ante Inglaterra, Suecia siempre juega un partido aparte, no por nada los ingleses estuvieron 27 años sin ganarle a los de azul-amarillo, racha que los británicos recién pudieron cortar en 2011 y sumar 3 triunfos. Pero los cuatro goles de Zlatan, sin duda iluminaron la jornada a expensas de los ingleses, lo cual tiene aun más sabor, sobre todo por la manera en que lo consiguió. Miralo aquí y comprobá lo que digo: http://goltv.tv/videos/suecia-vs-inglaterra .Todos tienen lo suyo pero especialmente el cuarto, una joyita. No te lo pierdas.

Saludos y hasta la próxima.
Los espero en el Twitter @golfuentes .

General