Los penales, la pesadilla del Atlético de Madrid

Sobre todo, evitar la pena máxima. El Atlético de Madrid ha fallado sus últimos seis penales en Liga y esta debilidad inquieta antes de la vuelta de cuartos de final de Champions el martes frente al Leicester (18h45 GMT), tras ganar en Madrid por 1-0 en la ida, gracias a un penal transformado por Antoine Griezmann.

Con una gran dosis mental y de realismo, los 'colchoneros' parecen perder paradójicamente esa fuerza que les caracteriza cuando se encuentran contra los metas rivales frente a frente.

En la victoria contra el Osasuna (3-0) el sábado, el guardameta italiano Salvatore Sirigu paró dos penales en dos minutos lanzados por el belga Yannick Carrasco y el ghanés Thomas Partey.

Sin duda alguna, un récord histórico. El Atlético igualó los penales consecutivos fallados en el campeonato español que tenía el Alavés desde 2002.

Pero, ese dato es aún más preocupante cuando en el cómputo general los 'rojiblancos' han fallado 8 de 13 penales con siete jugadores distintos en todas las competiciones disputadas esta temporada.

"No puedo explicar nada, es una acción individual y es muy difícil de explicar. No es mala suerte", declaró el técnico argentino Diego Simeone.

Perder en la tanda de penales la final de la Liga de Campeones contra el Real Madrid en 2016 ha podido causar mella en la mentalidad de los jugadores. "Puede que no entrenemos bastante los penaltis, pero también hay un portero", aseguró Simeone.

- Griezmann, el peor en penales -

Griezmann insiste en preparar el lanzamiento desde la pena máxima a sabiendas que es el peor jugador del equipo en esta faceta: tres errores de cuatro intentos.

A pesar de eso, el atacante francés marcó el pasado miércoles en el Vicente Calderón el tanto de la victoria contra el Leicester.

"Siempre es frustrante, pero no es el último que voy a fallar", había declarado el máximo goleador del Atlético de Madrid.

Pero, Simeone sigue confiando en su pupilo: "Él falló uno como lo ha fallado (Diego) Maradona, como lo ha fallado (Lionel) Messi, como lo ha fallado cualquiera de entre los mejores del mundo."

"Lo bueno que seríamos si metiéramos los goles de penal, pero es parte del juego", prosiguió el preparador argentino.

"Los penales son difíciles de entrenar porque salvo que llamemos a 30.000 o 40.000 personas para que se meten detrás del arco, no se representa la misma situación", concluyó Simeone.

El objetivo del Atlético de Madrid en Leicester pasa por lograr el pase a semifinales de la competición europea y, si es posible, sin tener que jugársela desde el punto de pena máxima.