O Opinion

La saga Kluivert continúa

 

@nikoschiskin | Barcelona | El Ajax de Ámsterdam vuelve a renacer después de varios años de inconsistencia a nivel de títulos y sobre todo en Europa, donde desde el año 1995, cuando el conjunto en ese entonces dirigido por Louis Van Gaal ganase la Champions League, el cuadro de la capital de Holanda no ha vuelto a figurar entre los ocho mejores de Europa.  Esta temporada, de la mano de Peter Bosz, el equipo del Ámsterdam Arena ha alcanzado las semifinales de la Europa League (la semana pasada ganó 4-1 en casa en la ida ante el Olympique de Lyon) y en liga se disputan este domingo alzar el campeonato (serán campeones en caso de ganar y que el Feyernoord no lo haga).
Uno de los motivos de la excelente temporada de los dirigidos por Vosz ha sido el papel que ha tomado la cantera.  El Ajax, conocido de sobras por ser una de las mejores canteras a nivel mundial, ha vuelto a renacer a través de jóvenes baluartes como Onana, De Ligt, van de Beek, Nouri, Dolberg y Justin Kluivert, este último, hijo del mítico ex jugador Patrick Kluivert (formó parte del Ajax que ganó la Champions en el 95, Milán, Barcelona, entre otros) y actual director deportivo del París Saint-Germain.
Justin Kluivert se ha convertido en un habitual en el once titular del Ajax Ámsterdam en las últimas semanas y a sus 18 años recién cumplidos el pasado 5 de mayo; es un fenómeno de primicia, como lo fue su padre, brillando también en el mismo equipo que formó y lanzó al estrellato a su papá.
El jovencísimo jugador destaca al igual que su padre, por su técnica y la calidad técnica con el balón a los pies, calificado como un genio por la prensa holandesa, Justin a diferencia de su padre Patrick, juega de extremo por ambas bandas y posee un fuerte disparo que ya han podido testificar varios arqueros de la Erevidisie.
Su equipo favorito es el Barcelona, su ídolo es Cristiano Ronaldo, pero su espejo no podría ser otro que su papa, Patrick Kluivert, quien forma parte de la historia del fútbol holandés.  Con 18 años, en 1995, se convirtió en el jugador más jóven en marcar en una final de la Copa de Europa, al lograr el gol que dio el triunfo al Ajax sobre el Milán en Viena.  Justin espera hacer lo mismo esta temporada en la Europa League en vez de la máxima competición continental.
Justin es el segundo de los cuatro hijos de Kluivert.  "El más dotado con el balón en el pie", señaló recientemente el periódico especializado Voetbal International.  Su padre debutó como profesional en el Ajax antes de cumplir los 18 años y luego triunfó principalmente en el Barcelona.  Y aunque Justin es todavía un adolescente, ya se ha convertido en uno de los favoritos de la afición, además, tiene un perfil diferente al de su padre.  Patrick era un delantero centro muy técnico, que aprovechaba su cuerpo (1,88 metros) y tenía un buen juego de cabeza.  Mientras que Justin esta temporada se ha destacado en la banda derecha en el esquema 4-3-3 del mítico club holandés.  El jóven, que no ha terminado de crecer, mide 1,75.
Su entrenador del Ajax, Peter Bosz, quien ha demostrado una confianza descomunal en la cantera del glorioso equipo holandés durante la temporada, lo califica como "un producto puro del club, un jugador que es muy eficaz en el uno contra uno".  Su velocidad y regate lo convierten en un jugador muy descarado para su corta edad.  Cuenta el mismo Justin que desde los 10 años práctica sus 'driblings' en la cantera del gigante de Ámsterdam, donde su padre le vigiló de cerca cuando ejerció como encargado de las categorías inferiores.
Junto con el central Matthijs de Ligt (17 años), está llamado a ser el emblema del club de Johan Cruyff, huérfano de referentes en los últimos años.
Esta temporada suma 695 minutos disputados en partidos de la Eredivisie (dos goles, el primero el 19 de marzo y el segundo el pasado domingo) y 168 minutos en la Europa League.  Unos números todavía modestos y que invitan a la precaución.  "Soy joven, pero sé hacerme respetar.  Aunque después del partido recupere la serenidad y pueda bromear con los que son mis adversarios en el campo", declaraba Justin después de un encuentro.
El futuro que tiene por delante Justin Kluivert es realmente ilusionante, acompañado de otros jóvenes baluartes y siempre con la atenta mirada de su padre, Justin sabe que tiene todo por delante y tal como van las cosas, la proyección y el rendimiento dependerán de su mentalidad y su constancia.  Bajo la tutela de Vosz y los consejos de su padre Patrick, lo que es un hecho es que la saga Kluivert continúa.

Contacto/Contact Us
GolTV, Inc.
Phone: +1 (305) 864 9799
Mail: [email protected]